Asociación Parkinson Jovellanos Principado de Asturias
Asociación Parkinson Jovellanos Principado de Asturias

Día Mundial del Párkinson 2021

Ponemos en marcha la campaña #PonUnaEtiquetaPositiva para celebrar el Día Mundial del Párkinson con la Federación Española de Párkinson

Con motivo del Día Mundial del Párkinson, la Federación Española de Párkinson y el movimiento asociativo de toda España promovemos la campaña “Pon una etiqueta positiva” para destacar el impacto que la imagen social del párkinson tiene sobre las personas que conviven con la enfermedad.

El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa, crónica e invalidante, que afecta a 160.000 personas en España y a más de 7 millones de personas en todo el mundo. Aunque es una enfermedad asociada a mayores, una de cada cinco personas recibe el diagnóstico con menos de 50 años. 

Este año lanzamos la campaña #PonUnaEtiquetaPositiva con el objetivo de visibilizar la enfermedad de Parkinson y concienciar sobre la importancia de normalizar la enfermedad y poner etiquetas positivas. 

En la Asociación Párkinson Jovellanos queremos ser parte activa de esta campaña a través de la difusión de los materiales de campaña, y participando en la acción virtual del 11 de abril, con el objetivo de continuar apoyando la mejora de la calidad de vida de las personas que conforman nuestro colectivo. Animamos a todos nuestros socios y socias, y a todas las personas que nos seguís a uniros a #PonUnaEtiquetaPositiva. 

Entre todos podemos normalizar la enfermedad de Parkinson y promover las etiquetas positivas para las personas que conviven con ella.

Encuentra más información de la campaña en www.diamundialdelparkinson.org 

MERCADILLO DE TULIPANES Y MESA INFORMATIVA 11 DE ABRIL DE 2021

El tulipán es utilizado como símbolo por las asociaciones de enfermos desde que el Dr. James Párkinson  describiera esta enfermedad tras detectar extraños temblores en las manos del jardinero que se encargaba del cuidado de los tulipanes de su jardín, por esto y con motivo del #DíaMundialdelPárkinson este domingo 11 de abril estuvimos con una mesa informativa y un mercadillo de tulipanes en la entrada del rastro de Gijón desde las 9:30 hasta las 13:30. Os animamos a visitarnos.

PÁRKINSON Y COVID

La Dra. Alba Pérez Piñeiro ha escrito este interesante artículo sobre Párkinson y COVID19. Agradecemos enormemente que lo comparta con todos nosotros y esperamos recuperar pronto la normalidad y realizar las actividades de divulgación y sensibilización de manera presencial.
ENFERMEDAD DE PARKINSON Y COVID – 19
Para ver con perspectiva la relación entre la COVID- 19 y la Enfermedad de Parkinson, cabe tener en cuenta la relación entre las infecciones respiratorias en general y la Enfermedad de Parkinson. Por un lado, las infecciones respiratorias se encuentran entre las cinco principales causas de hospitalización en los pacientes con Enfermedad de Parkinson (EP), en concreto las más frecuentes son las neumonías por atragantamiento. Además, la neumonía es la principal causa de muerte en pacientes con EP.
Esto es así porque en la EP se dan varios factores que alteran los mecanismos de la tos y por alteración pulmonar, ambas condicionadas por la rigidez muscular, la medicación y la progresión de la propia enfermedad.
Por tanto, la infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV2, causante de la enfermedad denominada COVID-19, merece unas consideraciones especiales en este grupo de pacientes.
En primer lugar, como datos generales, la COVID – 19 puede provocar un amplio espectro de manifestaciones clínicas, desde una infección asintomática, una sintomatología leve, o, en aproximadamente un 14% de los infectados, una enfermedad grave con dificultad respiratoria y afectación pulmonar. Dentro de éstos últimos, aproximadamente un 5% de los contagiados sufrirá una enfermedad muy grave o crítica que requerirá ingreso en una UCI y ventilación mecánica. Los casos mortales se contabilizan como aproximadamente el 2% de los infectados en general.
La literatura disponible hasta el momento sugiere que los factores asociados con peor evolución de la enfermedad incluyen el sexo masculino, la edad avanzada (a partir de 50 años), la obesidad o sobrepeso, tabaquismo, las comorbilidades como hipertensión arterial, diabetes, cáncer, enfermedad cerebrovascular o enfermedades cardíacas, enfermedad renal crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras enfermedades pulmonares, demencia o tratamientos inmunosupresores previos.
La Enfermedad de Parkinson y otros parkinsonismos no se consideran hasta el momento factores de riesgo por sí mismos para contraer COVID-19, aunque sí parecen predisponer a sufrir una enfermedad más grave, probablemente en parte por las características inherentes y comorbilidades de esta población, ya que habitualmente comparten muchos de los factores considerados de riesgo, como la edad avanzada, la predominancia del sexo masculino, la mayor probabilidad de enfermedades cardiovasculares coexistentes y el mayor riesgo de disfunción respiratoria.
En series de pacientes a seguimiento en centros de trastornos del movimiento, sufrir un síndrome parkinsoniano o demencia se asoció con una mortalidad más alta que la informada en la población general (aunque más baja que la asociada a otros factores bien reconocidos de mal pronóstico). Dos tercios de estos pacientes requirieron hospitalización, lo que supone casi tres veces más que la tasa de hospitalización en la población general. Esto apoyaría la hipótesis de que los pacientes con trastornos del movimiento tienen un riesgo aumentado de mala evolución en caso presentar la enfermedad y probablemente mayor mortalidad.
En cuanto a la presentación clínica de la enfermedad, de manera específica en el grupo de pacientes con Enfermedad de Parkinson, aparecen como manifestaciones frecuentes la confusión, debilidad generalizada, empeoramiento de los síntomas motores de su enfermedad y las cifras de tensión arterial baja, aunque los síntomas habituales (tos, dificultad respiratoria, malestar general) siguen apareciendo también en estos pacientes de manera prácticamente universal. En la población general aparecen con frecuencia en esta enfermedad la pérdida de olfato y gusto, y se ha postulado que en los pacientes con parkinsonismo previo habría menos probabilidades de que la enfermedad debute con este síntoma porque muchos de ellos tienen ya pérdida de olfato de larga evolución en relación con su enfermedad de base.
Se han descrito también varios casos aislados de pacientes que han desarrollado un parkinsonismo semanas después de haber contraído la enfermedad COVID-19, aunque la relación causal no está probada y serían necesarios más estudios a largo plazo. A lo largo de la historia ya anteriormente se había planteado la hipótesis de que otras infecciones virales y bacterianas podrían ser desencadenantes iniciales en la Enfermedad de Parkinson, aunque no se ha llegado a demostrar.
Alba Pérez Piñeiro
Facultativo Especialista en Neurología.

Asociación Parkinson Jovellanos Principado de Asturias
Avda. de Moreda 11
33212 Gijón

 

Teléfono: 985150976 985150976

 Lunes a Viernes

 Mañanas de 9:00 a 14:00 horas

Síguenos en Facebook

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación Parkinson Jovellanos Principado de Asturias